viernes, 13 de agosto de 2010

DEJAR DE SER YO para Samuel y sus versos nuevos


Para no ser yo
degusté todas las variedades del veneno
me entregué a la ironía y al malditismo,
contemplé a los otros hundirse
sintiéndome invencible
y me agarré a las nubes creyendo
que el viento soplaría a mi antojo.

Todo obviamente resultó ser una farsa,
la ciudad y su repertorio de caras
se empequeñecieron,
asmas mentales bloquearon mi fluidez,
solo vi horizonte y con ayuda de mi madre
hice las maletas.

Para seguir no siendo yo
invento o sigo manidos rituales
a veces desaparezco en los otros
o cultivo mi soledad como se cultiva
una planta de interior no demasiado exigente,
renuncio como es lógico a reducirme a mi
y te miro a ti, expectante, mientras acabas
de leerme.

2 comentarios:

Simone Noir dijo...

Excelente (L)

Sonia dijo...

Buenísimo Antonio.
Un besazo