jueves, 17 de marzo de 2011

LA POLILLA (poema basado en hechos reales) con una polilla de Tiffany Mcnab


Acabo de asesinarte polilla

y una tristeza verde, mohosa

me inunda en mi enésimo

nuevo salón mientras veo

una película de culto

para surferos,

y no me siento del todo triste

en este preciso momento

sobre mi existencia,

lo hago sobre la tuya

que se acaba

como se acabaron aquellos

inolvidables veranos

de la adolescencia.

Acabo, creo, de asesinarte

porque sobre mi cuaderno

tu sangre amarilla marrón

esta impresa,

y si, mis ojos te han visto

escapar en rápido vuelo

hacia la cocina

pero mis ojos saben

que eso no es garantía

de que sobrevivas,

el cuaderno de los poemas

como siempre movido

por mi mano

te ha herido de muerte

y ya no se ve tu torpe volar

hacia la luz,

esa perfecta similitud

que vosotras las polillas

compartís con nosotros

los humanos.

2 comentarios:

Lucas elkoalapuesto dijo...

jaja exacto como un carpetazo en la mesa,

abrazos

me alegra ver que tengo más poemas por leer tuyos.

Antonio Alfonso Alonso dijo...

Mancantao el final, apolillator. Saludos desde el Sur!