miércoles, 1 de diciembre de 2010

UN POQUITO DE RABIA con “la araña llorando” de Odilon Redon



Retorciéndonos de dolor
fingimos de puta madre,
siempre que la familia nos llama
decimos que muy bien,
los años pasan
y expresar enfado, odio o rabia
parecen barreras infranqueables.
Así de llenos de mierda estamos
pero ¡que sonrisas!.

4 comentarios:

Lucas elkoalapuesto dijo...

potente poema primo, genial para navidad, sonrisa de las sinceras para vos.

Elena Lechuga dijo...

Stephen Kin es un autor precedido por su fama, lo que implica que sólo lo leen "amantes del género" y por lo tanto sólo buscan una parte de terror que cuando se analiza desde un punto de vista antropológico o psíquico da unas sorpresa de la h. En uno de sus primeros libors (son los más sinceros porque aún no se había psicoanalizado) se puede casi tocar el símbolo del inconsciente en personajes metaforizados por caricaturas siniestras. El libro (que, por supuesto, no tiene nada que ver con la película) es It, y hay una araña igualita igualita que la de la imagen que has utilizado (al menos así la imaginaba yo).

Besos de puta madre desde el país del yo tenía sólo dos emociones y me quedé con sentimientos sin expresión física

Ynot dijo...

Aracnofobia 2010! Si hay un bicho en este planeta que me produce "ñáñaras" (como dicen en México), ese ser es la araña.

Tienes razón respecto a las convenciones sociales.

Hasta cuando la gente tiene cáncer responde "bien" cuando les preguntan que cómo están.

Somos una especie rara de cojones, ¿no crees?

Saludos madrileñitos decembreros ;)

Susan Urich Manrique dijo...

Coño, qué cierto y qué acertado y cómo se hacen cada vez más densas las sonrisas fabricadas a pulso para hacerle creer a otro algo que no nos creemos ni nosotros mismos. Me ha gustado mucho. Un saludo.