martes, 23 de marzo de 2010

PLAN DE DESARROLLO URBANÍSTICO



sufriéndolas se revelan las ciudades,

alas de mosca filtrad la luz artificial
del deseado progreso,

el caminante vuela con la propaganda
y las bolsas de los supermercados
hacia frías cristaleras
trás las que se disponen las oficinas,
¿ donde esta el despacho de dios?
El jefe no puede atenderle,esta ocupado
en este instante.

Tratando de olvidarlas
se hacen fuertes en el recuerdo
las ciudades y algunas calles
de una determinada ciudad
quedan bien en otra ciudad
lejana y distinta,
nada frena la creación
de una sola urbe,
de un mapa de personas.

2 comentarios:

carmen beltrán falces dijo...

olé

Verónica Cernadas dijo...

es que donde pongo el ojo pongo la bala...je, je
tú poema también es muy emocionante...es un tema que me persigue, el de las ciudades como contenedores de personas o algo así...